Claxon

Me entristece la definición de la palabra claxon
el diccionario lo reduce a una bocina eléctrica
cuando todos sabemos que es vía de escape en la ciudad desquiciada
es comunión de conductores hastiados en hora pico
algarabía porque un estúpido equipo ganó un estúpido campeonato
última palabra de chofer a punto de destrozarse el cráneo
un claxon lejando da esperanza en lo indómito
a veces puede ocurrir una sinfonía nocturna de bocinas eléctricas
pero eso no lo dicen los de la rae
sólo te dicen que proviene de una marca registrada
te hacen suponer que se coló a nuestra lengua como gorrón
a mí me encanta cómo se me resbala su equis por la garganta
haría falta un verbo claxonear
sus posibilidades son amplias y pintorescas
yo claxoneo tus piernas
tú claxoneas la noche
ella claxonea a sus niños
claxoneamos y claxonean poemas varios

Anuncios
Publicado en Lira | Deja un comentario

Ardido

Estar ardido agota los pulmones el hígado los sueños
los torna pesadillas inspiradas en películas ochenteras
no hay energía ni para las pisadas de plomo de los terrores nocturnos
estar ardido es un aleteo de murciélagos en la panza
un chisporroteo de rosales sin rosas en la garganta
horadar las sienes desde la angustia
invocar calamidades por su nombre magnitud y destinatario
te conviertes en profecía de esperpentos
te salen ramas negras con rayos láser y pañales usados
gritas sin ruido y te escuchan las cucarachas
aunque sea por un momento eres toda esa aridez
y te sientes feliz por un momento
y después una mierda
el ciclo se repite indefinidamente
hasta encontrar un alkaseltzer de perdón
o cualquier chingadera que te ayude a dormir por las noches
Publicado en Lira | Deja un comentario
Me caga la nostalgia de lo que no fue
es como pasar de largo cuando un piano de cola va cayendo
y recordarlo con risa o con angustia o ambas
como si el güey de Cosmos me llevara a un cuásar
después de hablar cuarenta minutos del milagro de la vida terrestre
atravesar galaxias desiertas y planetas gélidos
todas esas posibles nostalgias se convierten en enredaderas
en la parte de la cabeza donde se guardan los falsos recuerdos
y van conformando selvas de ficción
de qué manera distingues una nostalgia que fue y una que no fue
no es posible porque coexisten como una misma especie de tristeza
uno tiene cierta tendencia a creer que algo sí le ocurrió
y que ese piano cayó y lo presenciamos
pero todas las nostalgias son verdaderas
aunque no hayamos visto caer el piano y sólo lo creamos
es verdadera igual que los viajes recurrentes a los cuásares de siempre
donde uno se hunde y encuentra selvas de enredaderas violetas
Publicado en Lira | Deja un comentario
Me han robado la paz que no tenía
la paz que quería irradiar
la mansa suavidad de un césped azul
maldigo al ladrón que ahora tiene mi paz
al que ya no le importa lo que yo diga
al que acaricia esa azul mansedumbre
y estoy sin lugar como suspendido o incierto
como gato de un experimento mental cruel y posiblemente mortífero
estoy y no estoy
soy y no soy
me deshago pero no puedo
caigo y no hay suelo
mientras tanto el ladrón
a quien no conozco
supongo
sonríe serenamente
Publicado en Lira | Deja un comentario

Poemitas

Cuando leo los poemitas de amor y de lujuria que escribí
no los leo pensando en las otras las de antes
bueno la verdad sí
no te lo digo pero lo escribo para arrancármelo del pecho
ese lugar donde se enmarañan los chingados secretos
o al menos eso dicen
la cosa es que si soy todas las mujeres que he amado
también soy todas las mujeres que me han bateado
la enfermera de arrebatos extravagantes
la prostituta que besa con labios de humo y polvo
la boxeadora de siempre el rostro radiante
soy la danzonera que se ha robado mis libros
soy también la mujer que deslumbra todos los cuartos de hotel
tengo la costumbre de crear tormentas donde todo es calma
voy por la vida escribiendo para mí
sé que no puedo pero trato de salvar a la humanidad de sí misma
ruda y segura me muestro y en cambio dudo siempre
he vivido más allá del país roto en que me crié
necesito complicaciones cada día
soy engreída porque mis ojos me avalan
llevo magia en el vientre y ondula
vibro en la música que me moldea
colibrí bebo gotas de azucarada tristeza
despierto para portar mi disfraz de ir a trabajar
abarco todo lo que no puedo
invento historias fantabulosas para apantallar
admiradores presumo
pero me conmueve una sincera palabra de aliento
cariñosa y cruel puedo ser simultáneamente
yo soy toda inocente toda pura
soy todas ellas pero también soy tú
la de ahora la de siempre
no es cierto eso de la musa candorosa
soledad mía que me acompañas dondequiera
nunca te he de dejar amante mía
ninguna mujer me aparta de ti
todo es una conversación contigo
solo solo contigo
cuando leo los poemitas de antes pienso en ti
y también en todas las demás
Publicado en Lira | Deja un comentario
Sucede que la vida huele a sed
una sed sinceramente larga
como estar en medio del mar en medio de nada
quién no se rompe un poco de vez en cuando
espejismo
volcán
proyección alrevesada
ceniza ascender con caprichos mutantes
declaratorias de ausencia
postergaciones de matar cucarachas
indecisiones solemnes de ir a la guerra
sabe alguien en un pajar qué es la aurora
humo de tabaco exhala dos segundos
lo sabe
languidece en la madrugada la epifanía
la luz oculta el ingenio de las sombras
hay convicciones de sangre en las costillas
la inteligencia es el mayordomo de la necedad
rescoldos serán las certidumbres
sucede que la vida se asfixia en una bolsa de plástico
obtura la respiración un anhelo
el deseo madura hasta podrirse
quebranta la roca de pretendidas corduras
confabuladas con fábulas de fábula
la sed es oscura niebla sin faro
mezclada con el vaho de las bocas atónitas
bocas voraces por parir fábulas
hollar lo incógnito
posibilitar sombras luminosas con refracciones sinfónicas
veneraron a los cerros y a los océanos
sembraron palabras en cada hueco del aire
germinarán enredaderas de lenguas
bosques y jardines hube hablado mañana
selváticos los dedos escribieron razas
nadie pudo beber una sola gota de luz
vaso alguno llevó paz a ningún espíritu
gritarán todos los labios aridez
porque todo es aunque no exista
porque todo falta aunque esté
oro y aurora crecen en mi estómago
barrancas y música salieron de mis manos
mis hijos quedaron adentro
quieren embriagarse de petróleo
los hijos de mis hijos nacieron muertos
estirpes fantasmales desmoronaránse
sobre la dizque civilización
tiene la boca sellada con uranio
sonríe
pendeja
cree en sí
poblaciones colapsarán de miedo mañana o pasado mañana
las montañas ríen
a los jaguares magia les vale madres
todos han presenciado el final aunque lo nieguen
por cuatrocientos espejos puedes ver lo mismo
nunca saciarás tu olfato
ése que acarrea de decepción a indiferencia
los acueductos abandonados gorgorean
agostada la mirada freática
bajo vaguadas espolvoreadas de abrojos
las consecuencias de respirar no me gustan
soy a menudo piedra del fondo de un quieto manantial
sin pensamientos me infiltra lento siglo a siglo
mi corazón está seco y tranquilo
la refracción de rayos solares provoca ningún sentimiento
el cielo no existe para mí ni el agua clara
y la sed permanece
a veces soy hoguera de cuatrocientas manos
destruyo cuanto alcanzo y luego me extingo
efímero esplendor alumbro
incierta luz me brota desde sin cuerpo
y la sed permanece
cuando la aflicción me envuelve torno viento
agito mi aliento inimaginable hasta tocar otro aliento
recorro desiertos y bosques sin otro interés que moverme
me uno a la tormenta y al cataclismo
y la sed permanece
si el flujo de las cosas me convierte en gota de agua
me abandono al capricho de lo otro
caigo y me hundo y subo y me paralizo
puedo participar en la vida y no me importa
tengo sed de algo más que yo mismo
Publicado en Lira | Deja un comentario

Himnos montañeses (por Bibek Bhattacharya, 2013)

En el cuidado jardín que ella plantó,

Nanda se sienta, reclinada en una nube
xx
Deambulo de oriente a poniente
A lo largo de la blanca cordillera
Desde los bosques de Bir
A las estupas de Dharamshala
El cielo azul me da iluminación
Como la espada de Manjushri.
xx
Me yergo sobre el borde del mundo
Encima de un mar de nubes
Un gorrión va en picada
Una mariposa asciende
En el bosque superior
Viven aquellos nunca visibles
xx
En la roca de la luna
Se levanta el viento
Chillan mil fantasmas
Luego un súbito silencio
Túmulos solos marcan las puertas
Un pilar de blanca nube
Aproxímase fluctuando con relámpagos
Las puertas se abren
Misericordia
xx
Tu cuerpo oscuro argenta como humo
En tu corazón un loto rojo
Tu risa como trueno
¿Qué vería yo
si abriera mis ojos?
xx
Montañas recorren tu mente adentro
Y salen andando por los dedos de tus pies
Ríos fluyen desde la raíz de las montañas
Y al mar van a hundirse
xx
Esta vasta tierra duerme hoy noche
Del fondo del valle al pico de la montaña
En el calmo, oscuro, abrazo de Tara
Un recipiente vacío
De árboles, mujeres, bestias
xx
Pequeño Sonam juega en un lecho de chabacanos
Brillan como pequeños pedazos del sol
Y opacan al sereno cielo azul
xx
Al final del día
Un sonrojo se apodera del rostro orgulloso de Badri
Los moribundos tañidos de la campana de Shiva
Se levantan como luciérnagas
Y quedan atrapados en el abrazo de Chandrashila
xx
Junto a mi tienda, una sublevación de azul
De tímidas gencianas que asienten y remecen
Cuando Aksobhya se mueve en ellas
Como una brisa invisible.

Tomado del blog Roma Kona (traducción libre).
Publicado en Palabreos ajenos | Deja un comentario